Guraso eskola: Shukla Bose “Enseñando a un niño por vez”

Atala: Guraso eskola/Hezkuntza Egilea:

Shukla_Bose

Shukla Bosek dioenez, haurrak heztea zenbaki kontuetatik harago doan zerbait da eta, are gehiago, pobretasun larrian bizi diren haurraz mintzatzen bagara. Hitzaldian bere esperientziaren berri ematen digu eta ikasle bakoitzaren garapenean zentratzeak duen garrantzia azpimarratzen du. Emaitzak eta gainontzeko guztia horren ondorioa baino ez dira.

Transkripzioa

Hoy me encuentro ante ustedes con toda humildad queriendo compartirles mi experiencia de los últimos 6 años en el campo del servicio, y la educación. No soy una profesora diplomada, ni tampoco una asistente social veterana. Estuve 26 años en el mundo empresarial, intentando hacer rentables a diferentes organizaciones. Y después en el 2003, Inicié la Fundación Humanidad Parikrma desde la mesa de mi cocina.

Lo primero que hicimos fue caminar por los barrios pobres. Por cierto, hay 2 millones de personas en Bangalore que viven en 800 barrios marginados. No pudimos ir a todos los barrios, pero intentamos recorrer tanto como pudimos. Caminamos por estos barrios, e identificamos casas en donde vivían niños que nunca irían a la escuela. Hablamos con sus padres, tratamos de convencerlos acerca de mandar a sus niños a la escuela. Jugamos con los niños, y volvimos a casa muy cansados, exhaustos, pero con imágenes de caras radiantes, de ojos chispeantes, y nos fuimos a dormir.

Estábamos todos muy entusiasmados por comenzar. Pero luego nos topamos con los números. 200 millones de niños entre 4 y 14 años, que deberían ir a la escuela, pero no lo hacen. 100 millones de niños que van a la escuela, pero no saben leer; 125 millones no saben hacer cálculos matemáticos básicos. También escuchamos que 250 mil millones de rupias indias fueron destinadas a educación estatal. El 90 por ciento de ese monto fue utilizado en el salario de profesores y administradores. Pero aún así, India tiene una de las tasas de absentismo de profesores más elevadas del mundo, con 1 de cada 4 que no van a la escuela en todo el año escolar.

Esos números fueron totalmente inconcebibles, abrumadores, y constantemente nos preguntaban “¿Cuándo van a comenzar las clases? ¿Cuántas escuelas van a inaugurar? ¿Cuántos niños van a ingresar? ¿Cómo van a calificar? ¿Cómo se van a expandir? Fue muy difícil no asustarse, no ser intimidados. Pero nos mantuvimos en nuestra idea y dijimos: “No estamos aquí por los números”. Queremos dedicarnos a un niño por vez y guiarlo a lo largo de la escuela, mandarlo a la universidad y prepararlo para una mejor vida, con un trabajo de gran valor.

De esa forma iniciamos Parikrma. La primer escuela Parikrma comenzó en un barrio pobre donde había 70.000 personas viviendo bajo la línea de pobreza. Cuando comenzamos, nuestra primer escuela estaba en el techo de un edificio que tenía 2 pisos, el único edificio de 2 pisos dentro del barrio. Y esa azotea no tenía techo, sólo la mitad de una plancha de lata. Esa fue nuestra primera escuela. 165 niños. El año académico indio comienza en junio. Y como suele llover mucho en junio, todos nos acurrucábamos bajo el delgado techo de lata esperando que dejara de llover. Dios mío, qué buen ejercicio de vinculación afectiva tuvimos. Y todos nosotros que estábamos bajo el techo, todavía estamos juntos. Luego surgió la segunda escuela, la tercera, la cuarta, y un primer ciclo universitario. En 6 años tenemos 4 escuelas, 1 colegio pre-universitario, y 1.100 niños provenientes de 28 barrios pobres y 4 orfanatos. (Aplausos)

Nuestro sueño es muy simple: preparar a cada uno de estos chicos para la vida, educarlos y también enseñarles a vivir pacíficamente, satisfechos en este mundo conflictivo, caótico y globalizado. Ahora, cuando uno habla a escala mundial tiene que hablar en inglés. Por eso todas nuestras escuelas son escuelas donde se habla inglés. Pero existe este mito acerca de que los niños de los barrios pobres no pueden hablar bien en inglés. Nadie de sus familias ha hablado inglés. Nadie de su generación ha hablado inglés. Pero qué equivocados están.

Video: Niña: Me gustan los libros de aventura, y otros de mis favoritos son los de Alfred Hitchcock y la saga Hardy Boys. Todos esos tres son parecidos, aunque lo son en distintos contextos. Uno es como mágico, los otros dos son como de investigación. Me gustan esos libros porque hay algo especial en ellos, el vocabulario usado en esos libros, y la forma, el estilo de escritura. Quiero decir, una vez que tomo un libro no lo puedo dejar hasta terminarlo por completo. Incluso si me toma como cuatro horas y media, o tres horas y media para terminar mi libro, lo hago.

Niño: Hice una buena investigación y conseguí información sobre los autos más rápidos del mundo. Me gusta la Ducati ZZ143, porque es la más rápida, la moto más rápida del mundo. Y me gusta la Pulsar 220 DTSI porque es la moto más rápida de India.

Bueno, el padre de esa niña que vieron vende flores al costado de la carretera. Y este niño ha estado asistiendo a clases por 5 años. Pero ¿no es extraño que niños de todo el mundo amen las motos rápidas? Él no ha visto ninguna. No se ha subido a ninguna, por supuesto, pero ha investigado mucho a través del buscador Google. Saben, cuando comenzamos con nuestras escuelas de habla inglesa también decidimos adoptar el mejor programa de estudios posible, el currículo ICSC. Y otra vez, hubo personas que se rieron de mi y dijeron, “¿Estás loca eligiendo una currícula tan difícil para estos alumnos? Nunca serán capaces de lograrlo”. Nuestros niños no sólo se las arreglan muy bien, sino que también se destacan. Sólo tendrían que venir y ver cuan bien les está yendo a nuestros niños.

También existe otro mito acerca de que los padres de los barrios marginados no están interesados en que sus niños vayan a la escuela, preferirían ponerlos a trabajar. Eso es absolutamente una tontería. Todos los padres alrededor del mundo quieren que sus hijos lleven una mejor vida que ellos. Pero necesitan creer que el cambio es posible.

Video: (Hindi)

Shukla Bose: Tenemos un 80 por ciento de asistencia en todas nuestras reuniones entre padres y maestros. A veces hasta un 100 por ciento, mucho más que en varias escuelas privilegiadas. Los padres han empezado a asistir. Es muy interesante. Cuando empezamos nuestra escuela los padres marcaban huellas digitales en el registro de asistencia. Ahora han aprendido a firmar. Los niños les han enseñado. Es increíble lo mucho que los niños pueden enseñar.

Algunos meses atrás, en realidad a fines del año pasado, hubo algunas madres que se acercaron y nos dijeron, “Saben, queremos aprender a leer y a escribir. ¿Pueden enseñarnos?”. Así que comenzamos con una actividad extracurricular para nuestros padres, para nuestras madres. Había 25 madres que venían regularmente después de la escuela a estudiar. Queremos continuar con este programa y extenderlo a todas nuestras demás escuelas.

El 98 por ciento de nuestros padres son alcohólicos. Así que pueden imaginarse cuan traumatizadas y cuan disfuncionales son las casas donde vienen nuestros niños. Tenemos que mandar a los padres a laboratorios de desintoxicación y cuando vuelven, la mayoría de las veces sobrios, tenemos que encontrarles un trabajo para que no recaigan. Hay alrededor de 3 padres que han sido capacitados para cocinar. Les hemos enseñado sobre nutrición, higiene. Los hemos ayudado a montar una cocina y ahora están cocinando para todos nuestros niños. Hacen un muy buen trabajo porque sus hijos están comiendo su alimento, pero lo más importante es que es la primera vez que tienen respeto, y sienten que están haciendo algo valioso.

Más del 90 por ciento de nuestro personal no docente son todos padres y del clan familiar. Hemos comenzado muchos programas sólo para asegurarnos de que el niño venga a la escuela. Un programa vocacional para hermanos mayores de manera que a los menores no se les impida venir a la escuela.

Otro mito acerca de los niños de los barrios es que no pueden integrarse con el resto de la sociedad. Miren a esta niña, una de los 28 niños de escuelas privilegiadas -las mejores escuelas del país- que fue seleccionada para el programa de identificación de talentos en la Universidad Duke y fue enviada al IIM- Amedabad.

Video: Niña: Cada vez que lo recordamos sentimos tanto orgullo de haber ido al campamento. Cuando fuimos todos eran muy amables, particularmente, yo hice muchos amigos. Y sentí que mi inglés ha mejorado mucho al haber ido allí y hablado con amigos y demás. Ahí se conocen niños con diferentes principios y todo eso, un pensamiento diferente, una sociedad totalmente diferente. Me relacioné con casi todos. Eran muy amables. Tuve muy buenos amigos ahí, que son de Delhi y de Mumbai. Incluso hoy seguimos en contacto por Facebook.

Después de este viaje a Amedabad me he convertido en esta persona totalmente diferente que se relaciona con gente y todo eso. Antes de eso sentía como que no era así. Ni siquiera me relacionaba o empezaba a hablar con alguien tan rápido. Mi acento en inglés ha mejorado mucho. Y aprendí a jugar al fútbol, vóleibol, frisbee, muchos juegos. Y no quería ir a Bangalore. Dejen quedarme aquí. Una comida muy estupenda. La disfruté. Fue tan estupenda. Disfruté comiendo y como que se me acercaban y me preguntaban, “Si señora, ¿qué desea?” ¡Fue tan bueno oír eso!

(Risas) (Aplausos)

Esta niña estaba trabajando de mucama antes de ingresar a la escuela. Y hoy quiere ser una neuróloga.

A nuestros niños les está yendo de maravillas en los deportes. Realmente se están destacando. Hay una competencia atlética intercolegial que se celebra cada año en Bangalore, donde participan 5.000 niños de las 140 mejores escuelas de la ciudad. Hemos obtenido el premio a la mejor escuela por 3 años consecutivos. Y nuestros niños vuelven a casa con una bolsa llena de medallas, con muchos admiradores y amigos. El año pasado hubo un par de niños de escuelas de elite que vinieron a preguntar sobre el ingreso a nuestra escuela. También tenemos nuestro propio equipo ideal.

¿Por qué esto está sucediendo? ¿Por qué nos tienen tanta confianza? ¿Es la exposición? Tenemos profesores de MIT, Berkeley, Stanford, el Instituto Indio de Ciencia, que vienen y les enseñan a nuestros niños muchas fórmulas científicas, experimentos, mucho más allá del aula. El arte y la música son considerados como terapia y medios de expresión. También creemos que lo que más importa es el contenido. No es la infraestructura, ni los baños, ni las bibliotecas, sino lo que en realidad sucede en esta escuela lo que más importa. Crear un ambiente de aprendizaje, de investigación, de exploración es una verdadera educación.

Cuando comenzamos Parikrma no teníamos ni idea cuál era el rumbo que estábamos tomando. No contratamos a Mackenzie para hacer un plan de negocios. Pero sabemos con seguridad que lo que queremos hacer hoy es dedicarnos a un niño por vez, sin enredarnos con los números, y realmente ver al niño completar el círculo de la vida, y liberar todo su potencial. No creemos en escalas porque creemos en la calidad, y las escalas y los números ocurrirán automáticamente. Hay empresas que nos han apoyado, y ahora podemos abrir más escuelas. Pero comenzamos con la idea de un niño por vez.

Este es Parusharam, de 5 años. Estaba mendigando en una parada de autobús hace algunos años. lo recogieron y ahora está en un orfanato. Ha estado viniendo a la escuela durante los últimos 4 meses y medio. Está en jardín de niños. Ha aprendido a hablar inglés. Tenemos un modelo por el cual los niños pueden hablar inglés y entender inglés en un período de 3 meses. Él sabe contar historias, en inglés, sobre el cuervo sediento, el cocodrilo, y la jirafa. Y si le preguntan qué le gusta hacer él dirá, “Me gusta dormir. Me gusta comer. Me gusta jugar.” Y si le preguntan qué quiere hacer él dirá, “Quiero hacer caballeo” Bueno, “caballeo” es andar a caballo. Así que Parusharam viene a mi oficina todos los días. Viene a darme un masaje en la pancita, porque cree que eso me dará suerte.

Cuando comencé Parikrma lo hice con mucha arrogancia, pensando que transformaría el mundo. Pero hoy yo he sido transformada. He sido cambiada con mis niños. He aprendido tanto de ellos, amor, compasión, imaginación, y mucha creatividad. Parusharam es Parikrma con un comienzo simple pero con un camino muy largo por recorrer. Se los prometo, Parusharam hablará en una conferencia de TED dentro de unos años. Gracias. (Aplausos)

Utzi erantzuna

Zure posta ez da argitaratuko

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Azkenak atal honetan: Guraso eskola

Guk, zergatik ez?

Sarritan esaten dugu ikasleari bere ikaskuntzaren ardura eman behar zaiola, baina ikastetxe

Haurrak aske utz ditzagun

Francesco Tonucci-k botatako esaldi pare bat hona dakarzkizuegu gure umeekin zer egiten

Ebaluazio garaia

Beti bezala, hiruhilabeteko baten amaiera aldean, ikastetxe guztietan betiko errutina edo zeremonia

Etorkizuneko hezkuntza

Hezkuntzak gauza asko ditu birplanteatu beharra. Jarraian doakizuen bideoan, horren inguruko ideia
Igo Gora