Guraso eskola: Kiran Bir Sethi enseña a los niños a responsabilizarse

Atala: Guraso eskola/Hezkuntza Egilea:

Kiran_Bir_Sethi

Kiran Bir Sethi-k Erakusten digu bere Indiako Riverside ikastetxe iraultzailean nola erakusten dien mutiko eta neskatoei bizitzarako ikaskuntza garrantzitsu bat: “Nik ahal dut”. Ahalduntze prozesu horretan, ikasleek gertuko inguruneko arazoen ardura hartzen dute, beste ikasleak zuzentzen dituzte eta euren gurasoak hezten dituzte.

Transkripzioa

Contagioso es una buena palabra Aún en tiempos de gripe H1N1, me gusta la palabra. La risa es contagiosa. La pasión es contagiosa. La inspiración es contagiosa. Hemos escuchado historias extraordinarias de oradores extraordinarios. Pero para mí, lo que fue contagioso en todos ellos radicaba en que estaban infectados por lo que yo llamo el virus del “Yo puedo”.

Entonces, la pregunta es, ¿Por qué sólo ellos? En un país de más de un billón de personas, ¿por qué tan pocos? ¿Es suerte? ¿o es casualidad? ¿No podemos todos sistemática y conscientemente infectarnos? Por eso, en los próximos 8 minutos me gustaría compartir mi historia con ustedes. Yo fui infectada a los 17 años. cuando, siendo estudiante en la escuela de diseño, me topé con adultos que creyeron en mis ideas, me desafiaron y se tomaron muchas tazas de té conmigo. Y me sorprendió lo maravilloso que era sentirse así, y lo contagioso de ese sentimiento. También me percaté de que debería haberme infectado a los siete años.

Por eso, cuando fundé el colegio Riverside hace 10 años, se convirtió en laboratorio, un laboratorio para modelar y perfeccionar un proceso diseñado para infectar conscientemente la mente con el virus del “Yo puedo”. Y descubrí que si el aprendizaje se integra en el contexto real y cotidiano, que si se difuminan las barreras entre la escuela y la vida, los niños recorren un camino que les hace, primero, conscientes, donde ven el cambio, les permite ser transformados y luego, al ser potenciados, dirigir el cambio. Y eso aumentó directamente el bienestar de los estudiantes. Los niños se volvieron más competentes, y menos vulnerables. Pero todo esto era sentido común.

Por eso me gustaría que vieran una muestra de cómo es la práctica común en Riverside. Una introducción: Cuando mis chicos de quinto estudiaban los derechos del niño les hicimos enrollar barritas de incienso o agarbattis, durante 8 horas para que experimentaran lo que significa ser un niño obrero. Esto los transformó. Lo que van a ver es su recorrido, y a continuación su increible convencimiento de que podían salir ahí afuera y cambiar el mundo. (Música)

Ahí están enrollando. Y a las dos horas, con la espalda molida, ya habían cambiado. Y una vez que ocurrió esto, salieron por la ciudad convenciendo a todo el mundo de que la explotación infantil tenía que ser abolida. Miren cómo cambia la cara de Ragav al darse cuenta y comprender que ha cambiado la forma de pensar de ese hombre. Eso no puede hacerse en un aula. Entonces cuando Ragav lo experimentó pasó de “la maestra dice”, al “Yo lo hago”. Y en eso consiste la mentalidad del “Yo puedo”. Y este es un proceso que puede activarse y alimentarse.

Pero, en nuestro caso, algunos padres dijeron: “Vale, está muy bien que hagan a nuestros hijos mejores personas, pero ¿qué pasa con las Matemáticas, la Ciencia y el Inglés? Muéstrenos las notas”. Y se las mostramos. Los datos eran concluyentes. Cuando los niños se sienten capaces, no sólo lo hacen bien, sino que, de hecho, lo hacen muy bien, como pueden ver en esta evaluación de rendimiento nacional que incluye a más de 2.000 colegios en India, los alumnos de Riverside superaron a los de los 10 mejores colegios en Matemáticas, Inglés y Ciencia.

Así que, funcionó. Era hora de trasladarlo fuera de Riverside. Entonces, el 15 de agosto de 2007, Día de la Independencia, los niños y niñas de Riverside se lanzaron a infectar Ahmedabad. Ahora no se trataba de nuestro colegio, Riverside, sino de todos los niños, por lo que fuimos atrevidos. Entramos en las instituciones municipales, en las comisarías, en la prensa, en los comercios. y lo que dijimos básicamentes fue: “¿Cuando van a despertar y reconocer el potencial de los niños y niñas? ¿Cuando van a incluir a los niños en la ciudad? Abran sus corazones y sus mentes a los niños.”

¿Cómo respondió la ciudad? Desde el 2007, cada dos meses se corta el tráfico en las calles más transitadas de la ciudad y se convierten en zonas de recreo para la infancia. Aquí tienen una ciudad diciendole a sus niños: ” Ustedes pueden”. Una muestra de la infección de Ahmedabad. Video : (En Hindi) Las calles más transitadas se cortaron. Nos ayudan la policia de tránsito y la municipalidad. Las niñas y niños se apoderan de ellas. Patinan. Juegan en la calle. Se divierten, libres, en nombre de todos los niños. (Música)

Atul Karwal: La organización Aproch viene haciendo esto desde hace tiempo. Y planeamos hacerlo también en otras partes de la ciudad. (Música)

Kiran Bir Sethi: La ciudad les regalará su tiempo. Y Ahmedabad tuvo el primer paso de zebra diseñado por y para niños.

Geet Sethi: Cuando una ciudad da cosas a los niños en el futuro los niños le devolverán a la ciudad. (Música)

KBS: Gracias a eso, Ahmedabad es la primera ciudad de India apta y adecuada para niños y niñas.

Ya van entendiendo el patrón. Primero 200 niños y niñas de Riverside. Luego 30.000 niños en Ahmedabad, y en aumento. Había llegado la hora de infectar India. Asi que el 15 de agosto, de nuevo, el Día de la Independencia, en el 2009, potenciados mediante el mismo proceso, motivamos a 100.000 niños y niñas a decir “Yo puedo”. ¿Cómo lo hicimos? Diseñamos una serie de herramientas, que tradujimos a ocho idiomas consiguiendo llegar a 32.000 colegios. Básicamente propusimos a los niños un reto muy sencillo. Les planteamos que pensaran en algo, algo que les preocupara, que eligieran una semana, y que transformaran un billón de vidas.

Y lo hicieron. Historias de cambio llegaron a raudales de todas las partes de India, de Nagaland, en el Este, a Jhunjhunu, en el Oeste, de Sikkinm, en el Norte, a Krishnagiri, en el Sur. Niñas y niños proponían soluciones para una amplia gama de problemas. Desde la soledad hasta cubrir baches en las calles y el alcoholismo, y 32 niños y niñas evitaron 16 matrimonios infantiles en Rajasthan. Fue algo increible. Fundamentalmente se estaba reafirmando que cuando creemos en los niños y les decimos “Ustedes pueden”, ellos lo hacen. La infección en India. Esto es Rajasthan, una población rural.

Video: Niño: Nuestros padres son analfabetos y queremos enseñarles a leer y escribir. KBS: Por primera vez, una demostración y una obra callejera en un colegio rural — algo insólito — para contar a sus padres por qué la alfabetización es importante. Vean lo que dicen sus padres.

Hombre: Este programa es estupendo. Nos hace sentir tan bien que nuestros niños puedan enseñarnos como leer y escribir.

Mujer: Me hace tan feliz que mis alumnos intervinieran en esta campaña. En el futuro, nunca dudaré de las habilidades de mis estudiantes. ¿Lo ves?, lo han hecho

KBS: Una escuela céntrica en Hyderabad. Niña: 581. Esta casa cuesta 581…

Chica: Tenemos que empezar a recaudar desde 555.

KBS: Chicas y chicos en Hyderabad, saliendo, bastante dificil, pero lo hicieron.

Mujer: A pesar de se tan jóvenes han hecho un muy buen trabajo. Primero, han limpiado a la sociedad, luego sera Hyderabad y pronto India.

Mujer: Fue una revelación para mí. No pensé que atesoraran tantas cosas en su interior.

Chica: Gracias señoras y señores. Para nuestra subasta les ofrecemos unos cuadros maravillosos, para una muy buena causa, el dinero se empleará para comprar audífonos para los sordos. ¿Están ustedes listos, señoras y señores? Público: ¡Sí! Chica: ¿Están preparados? Público: ¡Sí! Chica: ¿Están preparadas? Público: ¡Sí!

KBS: Así que el mensaje de compasión comienza aquí. Juegos en la calle, subastas, peticiones. Los niños y niñas estaban transformando vidas. ¡Fue increible!. Entonces, ¿Cómo podemos permanecer inmunes a esto? ¿Cómo podemos permanecer inmunes a esa pasión, a esa energía, a esa emoción? Y ya sé que es obvio, pero he de terminar con el símbolo más poderoso de cambio, Gandhi. Hace 70 años, bastó un hombre para infectar a toda una nación con la fuerza del “Nosotros podemos”.

Entonces ¿Quién se va a encargar de propagar la infección de 100.000 niños y niñas a los 200 millones de niños y niñas en India hoy? El preámbulo de nuestra Constitución aún dice “Nosotros, la gente de India”, verdad?. Entonces, ¿quién, si no nosotros? ¿Cuándo, si no ahora? Como dije al principio, contagioso es una buena palabra. Gracias. (Aplausos)

Utzi erantzuna

Zure posta ez da argitaratuko

*

Azkenak atal honetan: Guraso eskola

Guk, zergatik ez?

Sarritan esaten dugu ikasleari bere ikaskuntzaren ardura eman behar zaiola, baina ikastetxe

Haurrak aske utz ditzagun

Francesco Tonucci-k botatako esaldi pare bat hona dakarzkizuegu gure umeekin zer egiten

Ebaluazio garaia

Beti bezala, hiruhilabeteko baten amaiera aldean, ikastetxe guztietan betiko errutina edo zeremonia

Etorkizuneko hezkuntza

Hezkuntzak gauza asko ditu birplanteatu beharra. Jarraian doakizuen bideoan, horren inguruko ideia
Igo Gora